31 de gener de 2010

Les dues Cultures

L'altre dia em deia l'Albert Esteruelas "Evo": «Brian, em pregunto a què et dediques». Es una manera prudent d'esquivar el tòpic «¿ets de ciències o de lletres?» La pregunta em va rememorar el vell (però mai tancat) debat sobre les dues cultures. El debat el va encetar C. P. Snow el 1959 amb una conferència que es va fer famosa: The two cultures. Tant va ser així que de la conferència en va sortir un llibre amb el mateix títol, i encara, el 1963, una seqüela: The Two Cultures and the Scientific Revolution.

La qüestió que preocupava Snow era la clivella entre les humanitats i la ciència. Més encara, com a home de ciència l'estorava el fet de que els literats s'haguessin apropiat del terme «intel·lectual». Ho exemplificava de manera contundent amb aquesta sentencia «Not knowing the Second Law of Thermodynamics is like never having read a work of Shakespeare», i es sorprenia de que homes com Albert Einstein, Edwin Hubble o Werner Heisenberg quedessin exclosos de la dita categoria de intel·lectuals.

Si la Segona llei de la termodinàmica o Shakespeare els sona molt llunyà els posaré un exemple mes casolà: a la nostre blocosfera, si algú no ha llegit Tirant lo Blanc, El Criteri o El Quadern Gris pensarem que li manca quelcom; però en canvi, ens semblarà la cosa més normal del mon el fet de que quedi desconcertat davant d'un problema tant simple com es el de dividir exactament un lingot en tres parts iguals o, fins i tot, trobarem paradoxal que la solució sigui independent d'una cosa tan arbitraria i contingent com es el sistema de pesos i mesures emprat o la base del sistema de numeració (de base 10 a la nostre civilització, però que molt be podria ser -a més a més amb avantatge- de base 8, 12 o 16).

En el segon llibre esmentat Snow aventurava que tal vegada una tercera cultura emergiria i emplenaria la clivella entre homes de ciències i de lletres. Cap el 1991 John Brockman va reprendre el tema, també en forma de conferència primer i de llibre després, i -com demanen els temps- obrint una web a Internet per allotjar el projecte. Brockman va recuperar el nom suggerit per Snow, Tercera Cultura però, més escèptic, ja no somnia amb emplenar la clivella. En lloc d'això promou, recopila i edita l'obra dels científics -de la física, de la biologia, de la ment- que, per dir-ho amb les seves paraules, «estan ocupant el lloc del intel·lectual clàssic a l'hora de posar de manifest el sentit més profund de la nostra vida, replantejant-se qui i què som». Entre aquests nous intel.intel·lectuals hi ha noms tan coneguts com Penrose, Dawkins, Gould, Dennett, Pinker, Varela, Margulis, Gell-Mann, etcètera.

El Renaixement va ser, a l'hora, l'esclat i el principi de la fi de la cultura com un tot. Miquel Àngel o Leonardo son el paradigma de l'home total. La Il.lustració es la mort definitiva d'aquell home total; ja cap ment humana, per excepcional que sigui, serà capaç d'abastar tot el saber acumulat. La especialització -i per tant la divisió- es inevitable. Malgrat tot, l'home del Renaixement ha quedat com a l'ideal per a qualsevol que sigui capaç de meravellar-se davant de la complexitat del mon i de les fites aconseguides per la ment humana.

Per cert, encara no he contestat la pregunta del Evo: jo soc electricista (es dir, si ho voleu, de ciències).

28 de gener de 2010

El perquè de tot plegat (de la martingala dels blocs)

L'espurna va saltar l'altre dia al bloc d'un que vigila. Prenent com a pretext unes reflexions a la Tania, en Damien deixa anar: «no sé si calen tants blocs. No sé quina falta fa que tots xerrem tant, i tant...» i una mica més avall rebla el clau «penso que volem transcendir, d'una forma o d'una altra, i que alguna cosa de nosaltres quedi més enllà del nostre instant caduc. I no sé ben bé perquè». Jo hi vaig comentar quelcom que va fer dir als assaltants «com bé apuntava en Brian al bloc d'U.Q.V., hi ha una discussió pendent sobre la proliferació de blocs, la seva finalitat, la utilitat o l'enriquiment personal que en treiem. Si és que en treiem cap».

A qui més qui menys, sembla, li rosega el cuquet i li agradaria parlar-ne. Som-hi, doncs. Caldria, però, fer primer una mica de historia (si més no, jo tinc la meva).

Vaig comprar un primer PC amb un modem telefònic cap a l'any 96, i la primera incursió a Internet va ser als news grups (es.ciencia.misc es deia el primer grup on vaig aterrar). No sé sí ho havíeu experimentat; jo feia servir un programet que es deia Agent newsreader (per cert, amb un logo que em recorda el de UQV), amb el qual feia una o dues connexions al dia, d'uns minutets cada una (tipus trucada telefònica, es clar) per descarregar els fils que m'interessaven. Després hi feia els meus comentaris off-line, que enviava en la següent connexió. D'ací vaig passar a les llistes de correu que, amb diferent format, seguien la mateixa mecànica: connexions puntuals i de cara al gra.

Amb tot això ens va anar arribant la banda ample (a uns abans que a altres). Hi havia, però, una mena de consciencia ecològica, per dir-ho d'alguna manera, sobre la conveniència de no abusar de l'ample de banda (tenia un amic que no podia pair als qui escrivien amb "text enriquit" en lloc de text pla -ja no diguem si al damunt enviaven adjunts-. Els deia "los nuevos ricos"). I be, amb la banda ample i la tarifa plana van proliferar noves maneres, cada cop més sofisticades, de comunicar-se via Internet: fòrums, blocs, chats, "facebooks" i tota mena de xarxes socials.

Concretament -i deixant a banda les dites xarxes- en el meu comentari a can UQV em referia als fòrums versus els blocs. I manifestava la meva preferència pels primers. Provaré d'argumentar-ho. Parteixo de la base -i m'atreviria a dir que la experiència m'ho confirma- que la principal motivació que ens mou és la de exposar i contrastar les nostres opinions amb les dels demés i participar en debats. La entrada que un fa en un bloc es una excusa per que els demés anem a ficar-hi cullerada, a contradir-el o simplement a petar la xerrada. (I si no ve ningú ens quedem molt frustrats). Cert, hi ha també (cas paradigmàtic: patums i aspirants a patum) qui escriu per sentar càtedra o, també, qui ho fa per pura afecció a la literatura. Però, àdhuc en el cas dels primers, els seus blocs es converteixen sovint en fòrums sui generis on els seguidors de la patum (anava a dir, els acòlits) acaba'n convertint el bloc en una olla de grills on es discuteix de qualsevol cosa, tingui o no relació amb el tema que ha encetat la patum, amb debats que salten d'una entrada a la següent sense ordre ni concert.

Doncs be, el que jo sostinc és que per fer debats i discutir sobre temes -circumstancials o duradors, generals o específics, profunds o trivials- és molt més adient fer-ho en un cassal, que no pas cridant cadascú des de casa seva, pel cel obert o la finestra, o anant tots corrents a reunir-nos a ca l'un o a ca l'altre. Estic segur que el meu és un punt de vista que està esbiaixat i influenciat per la meva experiència personal, i que el tema te molts altres angles sota els quals ser examinat: la vanitat personal, la vis literària, el neguit existencial... o la mandra d'agafar un llibre i fer coses més profitoses. Us ho deixo al punt per que us hi esplaieu a plaer.

25 de gener de 2010

¡Joder, qué tropa!

Como habrán percibido los perspicaces lectores, últimamente el catalán ha irrumpido en el bloc. No es que de pronto me haya vuelto más de la ceba, no, es simple adaptación al medio: he conocido una colla de blocaires que mayoritariamente escriben en catalán.

Como casi todo en la vida la cosa derivó de un hecho casual: un enlace en el bloc de Arcadi Espada con la etiqueta genérica: "
Cortesías", me llevó a Un que vigila (UQV) y de ahí al resto del grupo. Los blocs son producto de la actividad individual, pero tienden a agruparse por afinidad en grumos (clusters, que dirían los anglosajones). Pues bien, parece (tómese este "parece" con muchas precauciones) que el pegamento que contribuyó a aglutinar ese grumo -ni que fuera por reacción- fue un individuo, no por repulsivo menos pegajoso, llamado Salvador Sostres. Se preguntarán ustedes: ¿como se puede a la vez ser pegajoso y repulsivo? Para explicarlo podría acudir al ejemplo de la física atómica (el núcleo de un átomo mantiene fuertemente pegados los hadrones, pero cuando se desintegra las partículas salen disparadas a gran velocidad y jamás vuelven al átomo) pero es más simple evocar el mecanismo de amor-odio, tan conocido y frecuente en nuestra vida cotidiana.

¿Y qué hay del grupo? Bien, empecemos por el principio.
El que vigila, Demian, que regenta una pequeña agencia virtual de detectives (la secretaria Tània, un todo-terreno que atiende por Boris y el propio Demian, componen la plantilla) parece tener cierta ascendencia sobre el grupo. Interviene poco en las discusiones y sus incursiones en los otros blocs son más bien esporádicas. Su especial atractivo, y lo que a mi parecer le confiere la dicha ascendencia, es su prosa fluida y pulcra, su temple y sentido común (seny o, si lo prefieren, common sense) su especial habilidad para construir el relato (no me extrañaría que nos encontráramos ante un profesional camuflado) y la peculiar razón de ser de su bloc: elaborar "fichas", como él las llama, de los blogleros del entorno catalán (aunque no necesariamente catalano-escribientes). Se las recomiendo.

Ahora que lo pienso -permítanme un aparte- quizá haya un hilo conductor en esta historia, que se me había pasado por alto: Arcadi Espada fichó recientemente a Sostres para su nuevo diario digital después de que el interfecto fuera despedido del diario Avui, cosa que dejó patidifusos y descolocados a los fans españolistas de Arcadi, es decir, a todos sus fans. (Les dejó patidifusos que Arcadi lo fichara, off-course, no que le echaran, que les trae al pairo). Poco tiempo después apareció el enlace antes citado, que apunta a la ficha que UQV le había hecho a Espada hacía más de 2 semanas. Dado que la actividad de Demian era conocida por Sostres, no es descabellado pensar que este último fuera el que le hizo saber al item Arcadi que UQV le había fichado.

Sea como fuere, sigamos con lo nuestro. Llama la atención por la manera en que se prodiga, José, al que yo llamaría, en tono amistoso (espero que no se enfade, porque presume de encajar muy bien) el bufón del grupo: incapaz de estar quieto, salta de blog en blog, provoca, irrumpe con sus gracietas, vengan o no a cuento... y exhibe cierto menosprecio posmoderno por la ortografía, la morfología, la sintaxis o cualquier otra forma de orden. Se diría, en fin, que piensa más rápido que escribe, lo cual se traduce inevitablemente en un estilo deslavazado.

Hay más, mucho más: una vaca sorda (emparentada muy de cerca con la de Joan Maragall); alguien que ha hecho del Criteri de Balmes, su libro de cabecera, un par de asaltantes de los años treinta; RDC, que se atreve con tres blocs a la vez; Evocacions, profesor comprometido con su profesión, etc... Pero me estoy dando cuenta de que ya me he extendido más de lo que estimo razonable para una entrada de bloc y no he hecho más que empezar, de manera que ya seguiré otro día. Además, podré hacerlo con más conocimiento de causa, que todavía no domino del todo el terreno que piso.

Dicen que quien tiene un amigo tiene una mina: creo que he encontrado una mina, aunque todavía no me atrevo a decir cuanto hay de mena y cuanto de ganga. Pero no pretendo explotarla yo sólo:
he añadido al margen una serie de enlaces dinámicos o "blogrolls" que en teoría (a veces falla) se actualizan automáticamente. ¡Disfrútenlos!

18 de gener de 2010

Vic

La decisión del ayuntamiento de Vic, sobre los inmigrantes irregulares, es uno de los asuntos que más dificultades me ha acarreado últimamente a la hora de formarme un criterio. Intentaré resumir, telegráfica y asépticamente, como veo los distintos aspectos que gravitan sobre la cuestión:
  • Ante la amenaza que representa el partido de Anglada, los partidos actualmente en el Ayuntamiento toman la iniciativa política de endurecer las condiciones de empadronamiento. El objetivo directo de la medida es enviar el siguiente mensaje a la ciudadanía vigatana: "Somos conscientes del trastorno que ocasionan los inmigrantes irregulares en sus vidas, pero no necesitan votar ustedes al partido de Anglada; nosotros nos haremos cargo del problema"
  • Las instancias superiores -Gobierno central y Generalitat- saben que al Ayuntamiento le asiste la razón formal, pero no pueden reconocerlo. El problema, en las actuales circunstancias de recesión brutal (y seguramente en cualesquiera otras) es materialmente irresoluble; no se puede proceder a una regularización masiva (ni estamos en condiciones ni la CE lo permite) ni retornarlos a sus países de origen ni, mucho menos, expulsarles. Se verán, por tanto, forzadas a emitir sendos dictámenes administrativos (¿y/o jurídicos?) declarando el derecho de los inmigrantes a ser censados en el padrón.
  • Mientras redacto estas líneas leo que "Un informe jurídico da la razón al Ayuntamiento de Vic". Informe que servirá de base a la instancia que dicho ayuntamiento se dispone a enviar a la subdelegación del Gobierno en la que "L’Ajuntament de Vic demana al ministre de l’Interior que informi per escrit dels requisits dels passaports per a l’empadronament de ciutadans estrangers no comunitaris".
  • Conocida la propensión que tiene el poder Judicial a enmendarle la plana al Ejecutivo, es bastante previsible el derrotero que pueden tomar los acontecimientos si -en ausencia de un entendimiento entre Gobierno y Ayuntamiento- el asunto se encauza por la vía de los tribunales de justicia.
¿Cual es la conclusión? A corto plazo solo veo una salida: un acuerdo político entre los partidos civilizados -estatales y autonómicos- en virtud del cual se pueda dar una solución medio honorable al problema. Digo a corto plazo porque, a medio, el fantasma de Le Pen no lo ahuyenta ni Dios.

Hasta aquí -y no me atrevo a ir mucho más allá- el planteamiento formal del asunto. Soy consciente de que me dejo muchísimas cosas en en tintero. Sobre las implicaciones morales y éticas (y sobre cualesquiera otras) me gustaría oír las voces de todo el que quiera participar en el debate al que, esta vez de modo muy especial, invito a cuantos visiten el bloc. Sólo, a modo de sugerencia o provocación, una frase de un artículo leído a Josep Ramoneda: "Me da absolutamente igual que sea legal o no la decisión del Ayuntamiento de Vic. Me parece igual de repugnante"

-------------
PS: Per raons, diguem que històriques, aquest bloc s'escriu en castellà, però seran ben vinguts els comentaris en català (i fins i tot en altres llengües, si som capaços d'entendre-les)

8 de gener de 2010

De vencimientos e insolvencias

Vuelve una vez más Juan-José López Burniol sobre el problema catalán, al que denomina, creo que con acierto, problema español. Como saben quienes siguen el blog (y ante quienes no puedo por menos que disculparme por el cuasi-abandono en que lo tengo) entre enero y marzo de 2008 dediqué siete entradas a rastrear el pensamiento del señor López Burniol sobre el dicho problema a raíz de la publicación de su libro "España desde una esquina".

Poco hay que añadir por mi parte (y, a la vista del artículo, diría que poco asimismo por parte del señor notario) a lo dicho hace un par de años. ¿Qué nos aporta, entonces, asomándose de nuevo a la tribuna pública con tan manido asunto? Pues, sobretodo, la constatación de que pasa el tiempo, de que los plazos vencen, y de que el problema, lejos de resolverse (o disolverse) se agría y se enquista. Y que, como consecuencia de todo ello, se pone de manifiesto la escasa estatura política y humana de los actores principales que nos han tocado en suerte. También, detalle no baladí, la tribuna en sí: en lugar de su habitual espacio en El Periódico esta vez se vale de la edición nacional de El País. Parece con este gesto querer apelar al segmento de España (supuestamente) menos refractario a Cataluña.

Burniol nos recuerda de qué cuatro maneras podría, en teoría, articularse la Península y como, descartadas las fracasadas o inviables, se reducen a dos: Estado federal o secesión. Y nos recuerda también que dicha articulación tropieza en la falta de altura de miras, de sinceridad y de coraje político de unos y otros; en Cataluña y en España. Valiéndose de un colega anónimo, con cuyo análisis dice coincidir, nos dice que «no hay federalistas ni en España ni en Cataluña» y que el conflicto histórico entre España y Cataluña se resume en «el choque frontal de dos naciones: una que no ha tenido fuerza para absorber a la otra, y otra que no ha tenido fuerza para desligarse de aquélla».

El pasado mes de abril, Lluís Foix lanzaba desde su blog un guiño de complicidad a su amigo el notario: A Zapatero le vencen las letras, titulaba. Burniol, al referirse a la ceremonia de la confusión que entre todos oficiaron, le devuelve el guiño: «hubo quien, por último, prometió lo que no debía, procedió con ligereza insólita y ha terminado por mirar hacia otro lado cuando las letras comenzaban a vencer». Sería injusto cargar todas las culpas sobre ZP porque, como se ha dicho, casi nadie, a derecha o izquierda, al Este o al Oeste ha estado a la altura de las circunstancias, pero no es menos cierto que el secretario general del PSOE, precisamente por lo que de él se esperaba y por la alta responsabilidad que ostenta, ocupa un lugar destacado entre los responsables de fiasco.

Déjenme finalmente ilustrar uno de los capítulos más estrafalarios de la tragicomedia -las disputas de patio de vecinos comarcales, que estos días vienen en los medios- con este fragmento de un mensaje que le he leído hoy a un corresponsal de Arcadi Espada que, con sorna y crueldad infinitas, se regodea con esas pequeñas miserias. Dice así, un tal Desierto Polaco:
«Por lo que se ve, nuestros nacionalistas creen que con la independencia de Cataluña se resolverá el ‘eterno problema catalán’. Lo que no sabemos que cómo resolverán el eterno dilema tarraconense, el pertinaz problema aranés o el ancestral conflicto del Penedés. Nos vamos a reír mucho».
Se van a reír mucho, en efecto, ellos, los no-nacionalistas. Porque en este "trozo de tierra que se extiende del Pirineo a Tarifa y del Finisterre al cap de Creus", como lo define Burniol, lo importante no es el progreso o éxito propios, lo realmente importante es poder escarnecer al vecino.
Brian

Nota sentimental:
López Burniol firma el artículo como "miembro de Ciutadans pel Canvi". Quizá me engañe, pero quiero interpretarlo como un indicio de que, a pesar del "hastío y pena" que dice sentir, sigue en la brecha. ¡Ánimo!